Antecedentes

Un obstáculo importante a la hora de avanzar al desarrollo radica en la lentitud con que actualmente funciona el Estado (Ejecutivo-Legislativo-Judicial) y su reducida capacidad de comunicación con los ciudadanos.  Los países desarrollados están resolviendo buena parte de los problemas de funcionamiento de sus gobiernos mediante la incorporación masiva de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Estas consisten en el uso de la informática, las computadoras el Internet para mejorar los procesos internos de toma de decisiones de los organismos gubernamentales y para mejorar la atención a los clientes y ciudadanos.

Le experiencia existente prueba que el uso de la tecnología de la información permite que el gobierno se enfoque mejor en las necesidades y demandas del ciudadano.  Así, se torna más eficaz y eficiente, proporciona servicios de más calidad y fácil acceso, estimula la actividad económica, sirve como apoyo en la difusión de programas y rendición de cuentas, sirve como guía de autogestión al ciudadano, incrementa la comunicación tanto al interior como al exterior del gobierno, genera certidumbre, transparencia y confianza en el gobierno, informa a la población y crea un ambiente que facilita la participación ciudadana.

Por ello este factor debe considerarse como un elemento clave para el estado ya que a través de su desarrollo e implementación nos permitirá contar con un Estado Moderno, una Sociedad inclusiva y una economía competitiva.

Diagnóstico Previo

Los indicadores TIC nos muestran un conjunto de medidas, variables y parámetros que miden el nivel de desarrollo de las TIC en el país, posibilitando de este modo, la evaluación del Ambiente Propicio para el desarrollo y la construcción de la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Estos indicadores en Bolivia están dados por: